Cuidado con la automedicación - Gimnasio Los Portales

Blog

14

Ene

Cuidado con la automedicación

Cuando los niños se enferman, los padres suelen automedicarlos con fármacos con los que ya han tenido experiencia. Por ejemplo, si mi hijo de 8 años, a los 4 tuvo fiebre y el médico le recetó ibuprofeno, pues a mi segundo hijo que actualmente tiene 4 años y le sube la fiebre también le voy a suministrar ibuprofeno; esta es una práctica que los padres realizan generalmente, pero ésta no es correcta, ya que cada ser humano tiene un organismo distinto, lo que significa que cada uno debe ser medicado de forma diferente. La doctora María Valenzuela Ortiz, especialista en pediatría afirma, que la automedicación por parte de los padres a los niños es “una práctica irresponsable con unos efectos adversos difíciles de prever”.

Un estudio realizado en el 2017 por la Asociación Española de Pediatría, reveló que el 32% de los niños que acuden a urgencias, ya han sido medicados anteriormente. Así mismo, el estudio concluyó que cuando las familias tienen mayor cantidad de hijos, es mayor la frecuencia en que los padres automedican, sobre todo a los menores, ya que han tenido experiencia con algunos medicamentos en sus hijos mayores.

¿Cuáles son los riesgos de automedicar a los niños?

Es vital que los padres conozcan los riesgos de automedicar a sus hijos desde el comienzo, especialmente en los primeros años de vida, ya que esto puede generar consecuencias negativas en la vida de sus hijos.  A continuación, nombramos 4 riesgos que trae realizar esta práctica.

  1. Suministrar a los hijos antibióticos para tratar infecciones sin prescripción médica puede crear resistencia al medicamento o no tener ningún tipo de efecto sobre la enfermedad, poniendo en riesgo la vida del niño y que a futuro cuando sí lo requiera, no tenga ningún efecto en el organismo de la persona.
  2. Suministrar analgésicos o antipiréticos como el ibuprofeno o el acetaminofén, pueden traer graves consecuencias como alergias al medicamento o efectos secundarios que agraven la enfermedad.
  3. Suministrar un medicamento mal dosificado, puede traer consecuencias como la sobredosificación o la falta de esta e intoxicación. Por eso, los pediatras a la hora de formular un medicamento tienen en cuenta parámetros como el funcionamiento del metabolismo del niño, su peso, su edad, entre otros; lo que conlleva a que haya una medida exacta del medicamento a suministrar, por parte de los padres.
  4. Suministrar medicamentos sin prescripción médica, también puede generar un retraso en el diagnóstico, es decir, sin ninguna valoración médica, el medicamento puede enmascarar una enfermedad grave, retardando su diagnóstico oportuno y su tratamiento.

En el Gimnasio Los Portales, desde enfermería se recomienda a los padres de familia no desempeñar el papel de médico con sus hijas, ya que a raíz de estas prácticas se desencadenan ciertos riesgos que ponen en peligro la vida de nuestras niñas. Así mismo, se recalca que, desde este servicio del colegio, no se administran medicamentos sin una orden médica prescrita, por protocolo institucional y siguiendo las leyes de salud del país. Por esto, se recomienda que si hay alguna situación de salud que amerite consulta médica, ésta sea valorada lo antes posible con el fin de evitar complicaciones en el momento y a futuro. Luz Stella Barrero, Jefe de Enfermería del colegio afirma que los padres de familia deberían saber “La importancia de decir NO a la automedicación y de ser consientes de estas prácticas inseguras que ponen en riesgo la vida de los niños, además de traer consecuencias irreversibles”.


FUENTE: http://www.abcdelbebe.com/familia/papas/riesgos-de-medicar-a-tu-hijo-cuando-esta-enfermo-16104, Tomado el día 12/12/2018, ABC DEL BEBE, “¿Medicas a tus hijos cuando están enfermos?”